Creando una aldeaa en Batroun para la diáspora libanesa

Que haría usted con nueve , bellas y tradicionales casas libanesas en la pintoresca comunidad de Batroun? ¿Por qué no crear un museo sobre la diáspora libanesa y un vecindario de casas representando aquellos países que tienen la mayor población de inmigrantes del Líbano y sus descendientes? Esa fue la respuesta creativa del ministro libanes del extranjero Gebran Bassil y de la municipalidad de Batroun. “La visión es transformar un vecindario un poco deteriorado en una atracción,” nos dice el presidente municipal Marcelino Hark.

Historia de un proyecto

En 1999 el ministerio de cultura compro las propiedades pensando en establecer una excavación arqueológica , dice Hark. Sin embargo, el financiamiento necesario para seguir adelante con el proyecto nunca se materializo. Mientras tanto las casas se deterioraban.

Bassil sugirió que las casas históricas fueran renovadas y desarrolladas ya que tendrían entonces el potencial de convertirse en una atracción. “Le preguntamos al ahora ex -ministro de cultura Gaby Layyoun si autorizaba que la municipalidad se hiciera cargo del sitio,” dice Hark. “ Nos dieron el arrendamiento de esas tierras por 25 anos. El reloj sigue marcando el paso, no ha dejado de marcar el tiempo y ya 5 años están por cumplirse.” El obstáculo para proseguir con el proyecto ha sido por supuesto el recaudo de fondos necesarios. La idea de involucrar a la diáspora libanesa en el proyecto aparenta ser la solución. “Nos podemos ayudar mutuamente,” nos dice Hark. Las comunidades que se envuelven en el proyecto son las que proveerán los fondos requeridos para que el proyecto se materialice. El proyecto proveerá un lugar para celebrar y reconocer los logros de la diáspora libanesa, y crear un sitio para festivales y eventos que sean de beneficio mutuo, nos sigue explicando Hark. Esto va a crear un lugar donde la diáspora se pueda reunir en un mismo sitio para intercambiar ideas y colaborar, añade Hark.

El proyecto fue anunciado en la conferencia libanesa de energía en mayo 2014.

Construyendo la aldea diáspora

Cada una de las 9 casas serán adoptadas por una comunidad libanesa residiendo en algún país extranjero y entonces dichas casas serán renovadas al estilo del país adoptado. “Imagínese,” dice Hark, “una propiedad inmueble con casas que pueden ser sitios de exhibiciones de 9 países diferentes y un museo; un pequeño hotel y café, y un lugar de exhibición y de ‘trade shows’. Esa es nuestra meta.”
Hay donaciones privadas que están ya entrando para mover el proyecto hacia delante, la municipalidad esta coordinando todo esto, nos dice Hark.

Hay 5 comunidades que se han ya comprometido a renovar una de las casas en el estilo y espíritu de su país adoptado.: Rusia, Australia, México, Brasil y el Emirato Árabe Unidos. También hay interés de parte de la comunidad libanesa en el Canadá.

Creando el museo de la diáspora

Donaciones privadas están ayudando financiar el museo de la diáspora libanesa, que incluirá artefactos y reliquias de la historia migratoria libanesa. Sera el centro del proyecto. Exhortamos a los libaneses que viven fuera del país y que son parte de la diáspora libanesa a donar reliquias de familia al museo, contribuyendo así a la historia, comprensión y apreciación de la experiencia migratoria.
Aquellos interesados en contribuir algún articulo al museo deben comunicarse con la municipalidad de Batroun (http://batroun.gov.lb).

Haciendo el proyecto una realidad

El Excmo., embajador Elie J Turk nos dice que el incluir a la diáspora libanesa en el proyecto fue una gran idea. Aunque no se sabe exactamente el numero de libaneses en la diáspora, claramente son muchos mas que los residentes en el Líbano y pueden ser de gran apoyo.
Mas importante aun que la población son los logros, contribuciones y visibilidad de los libaneses nos cuenta el Dr. Guita Hourani, director del centro de estudio/research migratorio Libanes y de la universidad de Notre Dame del cual es profesor asistente de la cátedra de derecho y ciencias políticas.

“Es aquí donde esta el fenómeno—una pequeña población de emigrantes que triunfaron en los países donde se establecieron,” dice Hourani. Una aldea dedicada a esos triunfos tendrá mucho que celebrar.

El embajador Turk elogio el proyecto, diciendo, “Esto va a traer vida al área. Va a convertirse en el centro de entretenimiento de la comunidad, y un sitio para los turistas visitar y disfrutar juntamente con los libaneses del país.

 

 

Author

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…